La opción más recomendable para legalizar la ruptura de una pareja, según opinión unánime de los abogados divorcio Madrid, es siempre la del mutuo acuerdo. Como primer paso, el acuerdo de ambas partes deberá plasmarse en un documento que recoja las bases mínimas en las que sustanciar dicho pacto.

Hablamos del convenio regulador.

El documento que refleja el mutuo acuerdo

El Convenio regulador en la separación y el divorcio es un documento pactado y aceptado por los cónyuges que están incursos en proceso de separación de mutuo acuerdo que están incursos en proceso de separación, con la finalidad de fijar las reglas o normas personales y patrimoniales de funcionamiento respecto de algunas cuestiones en las que van a tener que seguir participando y que regirán aunque se separen o divorcien (vivienda familiar, tenencia y estancia de los hijos comunes, pensiones alimenticia y/o compensatoria…)

En caso de que los cónyuges no se pusieran de acuerdo sobre las medidas o reglas que deberán regir entre ellos en el futuro, el divorcio no será de mutuo acuerdo sino contencioso, en el que el Juez asume el protagonismo determinante de tales medidas o reglas.

Contenido

En el convenio regulador deben figurar los datos identificativos y las circunstancias laborales de los cónyuges y sus hijos, además de hacerse referencia explícita al mutuo acuerdo..

En el artículo 90 del Código Civil se establece el contenido mínimo que debe incluir dicho convenio:

  1. El tipo de guarda y custodia de los hijos menores comunes, así como el régimen de visitas y comunicaciones (con el cónyuge que no posea la custodia y con los abuelos).
  2. La pensión alimenticia, esto es, la contribución para el sostenimiento de las cargas del matrimonio y de los hijos, así como la base de su actualización y garantías, en su caso.
  3. La asignación del uso de la vivienda familiar
  4.  La liquidación del régimen económico matrimonial, cuando proceda.
  5. La pensión compensatoria que debe pagar uno de los cónyuges al otro, en caso de que la separación o divorcio haya supuesto una disminución económica considerable para uno de los cónyuges.

Supervisión judicial y posibles modificaciones

Como prescribe igualmente el Código Civil en su ya citado artículo 90:

 “Los acuerdos de los cónyuges, adoptados para regular las consecuencias de la nulidad, separación o divorcio serán aprobados por el juez, salvo si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges. Si las partes proponen un régimen de visitas y comunicación de los nietos con los abuelos, el juez podrá aprobarlo previa audiencia de los abuelos en la que éstos presten su consentimiento. La denegación de los acuerdos habrá de hacerse mediante resolución motivada y en este caso los cónyuges deben someter a la consideración del juez nueva propuesta para su aprobación, si procede. Desde la aprobación judicial, podrán hacerse efectivos por la vía de apremio.

Las medidas que el Juez adopte en defecto de acuerdo, o las convenidas por los cónyuges, podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio cuando se alteren sustancialmente las circunstancias.

El Juez podrá establecer las garantías reales o personales que requiera el cumplimiento del convenio.”

Además de por propia iniciativa del juez,A Cañizares Abogados Divorcio Madrid recuerda que las medidas establecidas en un convenio regulador:

  • Pueden ser modificadas judicialmente si así lo solicita alguna de las partes o por ambos de mutuo acuerdo.
  • Podrán sustituirse por un convenio nuevo respondiendo a alguno de los siguientes motivos: que se hayan modificado las circunstancias, por reconciliación de los cónyuges, por fallecimiento de alguno de ellos o por resolución judicial.

Como salvaguarda del cumplimiento de dicho convenio, en caso de que uno o ambos cónyuges incumplan las normas que se establecen en el convenio regulador, se puede acceder a un procedimiento de ejecución con el que obligar el cumplimiento en el mismo juzgado y dentro de los 30 días siguientes a la sentencia de divorcio.

Necesidad de abogados divorcio Madrid

Los cónyuges podrán redactar el convenio sin necesidad de abogados divorcio Madrid si así lo desean, pero a la hora de presentar la demanda en el juzgado es obligatorio contar tanto con abogado como con procurador.

A veces, cada uno de los cónyuges quiere contar con su propio asesoramiento jurídico, por lo que intervienen dos abogados que son los que les dan forma a los pactos alcanzados por el matrimonio. Esta cuestión resulta fundamental para redactar convenientemente el documento que va a regir durante muchos años aspectos fundamentales de nuestra vida futura tras la ruptura.

Si nos necesitas, consúltanos.

Somos A. Cañizares Abogados Divorcio Madrid.