Las vacaciones estivales pueden sentar mal a las relaciones de pareja. Este hecho suele reflejarse, al finalizar el verano, en un aumento de separaciones y divorcios, según reflejan la estadística y la experiencia de los profesionales del despacho A. Cañizares Abogados Divorcio Madrid.

Los problemas de pareja añadidos en verano

El tiempo que dedicamos fuera de casa la mayor parte del año a otros asuntos fuera de casa (trabajo, compromisos sociales) se traduce en una vertiginoso  ritmo de vida en el que apenas tenemos tiempo para relacionarnos con nuestra pareja, con una fuerte ausencia de comunicación y de momentos compartidos.

Con el comienzo del periodo estival y, por ende, de las merecidas vacaciones, se ensancha el tiempo de convivencia familiar y conyugal de forma que, en vez de apreciar los benéficos efectos de la relacaió, se perciben con mayor detenimiento e intensidad los defectos y las cosas que no nos gustan de ella o él. Empeñados en buscar que la persona piense y se comporte de acuerdo a nuestros criterios preestablecidos, advertimos de repente y con más fuerza nuestras discrepancias con ella, esas mismas que habian pasado inadvertidas durante el resto de nuestro agitado año.

Al compartir más momentos juntos, cobramos certeza de nuestra infelicidad, de la distancia que existe entre quién vive hasbitualmente a nuestro lado y nuestras expectativas de cómo queremos que sea.

Y es entonces cuando consideramos seriamente la posibilidad de contactar con abogados divorcio Madrid a la vuelta de las vacaciones.

Recomendaciones de nuestro despacho A. Cañizares Abogados Madrid

Aunque el divorcio tras las vacaciones suele aumentar común,no por ello debiéranos resignarnos a que la relación sentimental entre dos personas acabe resultando inevitable. Realizando la reflexión adecuada que vaya más allá de cualquier impulso provocado por alguna situación explosiva de pareja, podemos alejar el riesgo de ruptura:

  • Fomentando una buena comunicacion y de calidad: En vacaciones, es cuando tenemos tiempo libre, aprovecha para mantener largas conversaciones con tu pareja disfrutando de una copa de vino, de largos paseos
  • Viviendo el presente y evitando falsas expectativas: Es importante hablar e intentar corregir aquellas incomodidades que dañan la relación día a día. Lo mejor es vivir el presente sin pensar tanto en el futuro para evitar crear expectativas que desencadenen en episodios frustrantes.
  •  Disponiendo espacios individuales y compartidos para la reflexión: Nos conviene hacerlo todo el año y no esperar a que lleguen las vacaciones. De esta manera, el verano será un buen momento para disfrutar de la pareja, no para romperla.
  • Respetando: Siempre hay que respetar a la otra persona, ser comprensivos y no herir los sentimientos.
  • Alimentar la pasión en la pareja, planificando conjuntamente las vacaciones y actividades a compartir.

Y, si finalmente se rompe la relación, recuerda también que debes cuidar también dos cuestiones fundamentales:

  1. El respeto a las decisiones del otro y el intentar realizar una ruptura lo más consensuada posible.
  2. La búsqueda de ayuda especializada en forma de abogados divorcio Madrid que te asesoren convenientemente durante todo el proceso.

Si llegas a este punto, contacta con nosotros. Somos el despacho A. Cañizares Abogados Divorcio Madrid