Tras el fallecimiento de un allegado y la apertura del testamento otorgado, puede ocurrir que surja el desacuerdo con las disposiciones que dejó consignadas en su momento el difunto. Frente a este tipo de situaciones, existe una figura legal denominada impugnación de testamento. A. Cañizares Abogados Herencias Madrid te explica en qué consiste y la manera de proceder para acogerse a ella.

Qué es impugnar

El término impugnar significa literalmente “solicitar la nulidad de una decisión determinada oponiendo para ello razones que demuestren que es injusta o ilegal, o que no ha seguido los trámites reglamentados”.

Referido al caso concreto que nos ocupa,  impugnar un testamento se refiere precisamente a solicitar la nulidad del testamento que otorgó el causante cuando en el reparto de una herencia, uno o varios de los herederos consideren vulnerados sus derechos con su consecuente perjuicio.

Pero para que su resolución sea favorable al heredero o herederos afectados, A. Cañizares Abogados Herencias Madrid recuerda que deben cumplirse una serie de supuestos.

Causas de impugnación

Varias son las razones por las que se puede solicitar la impugnación de un testamento:
  • Cuando siendo heredero forzoso (descendiente o ascendente), no respeta las cuotas legítimas a las que se tiene derecho: La herencia se divide en tres tercios, de los cuales el primero se refiere a la parte legítima, el siguiente a la mejora de la anterior y el tercero a libre disposición. De este modo los hijos e hijas de la persona fallecida tiene por ley el derecho a repartirse entre ellos un mínimo de una tercera parte, pudiendo iniciar una reclamación si consideran que no ha sido así. Igualmente procede si se es el padre o madre de quien ha fallecido.
  • Cuando se obvia a un heredero forzoso:  Si una de las personas a las que le correspondiera una porción de la herencia de la persona que ha muerto no la recibe, también puede llevarse a cabo una impugnación del testamento amparándose en la ley.
  • Cuando no cumple las premisas recogidas por la ley: Este documento requiere ser rellenado de una manera específica y con la asistencia de un notario y/o testigos. Una incorrecta redacción del testamento puede llevar a que su impugnación sea un hecho. .

Procedimiento necesario recurriendo a abogados herencias Madrid

Existe un plazo de quince años desde la muerte del testador o desde que el heredero recibió la copia autorizada del testamento para que se pueda solicitar su impugnación. Si se sobrepasa este tiempo, el testamento no podrá ser cambiado.
Para impugnar un testamento:
  1. Se debe acudir al juez de Primera Instancia donde el fallecido tuviera su último domicilio e interponer una demanda judicial, aportando a su vez todos los documentos que nos acrediten como beneficiario del testamento y aquellos que soportan los argumentos para solicitar la impugnación, para que se proceda a la apertura de un juicio.
  2. Se inicia un proceso judicial.
  3. En caso de que finalmente la impugnación de un testamento llegue a su fin, son los Tribunales los que determinan si el testamento original es válido, si es nulo o si hay partes dentro del mismo que son correctas y otras que no son válidas.

Debido a todos los trámites legales que implica impugnar un testamento, es obligatorio disponer de la ayuda de profesionales en la materia que guíen y asesoren en el proceso. En A.Cañizares Abogados Herencias Madrid disponemos de la suficiente solvencia para ocuparnos de este tipo de casos con un elevado porcentaje de garantía de éxito.

Contacta con nosotros