Cuando septiembre comienza no solamente llega el final de las vacaciones y la vuelta al trabajo y al colegio. Desgraciadamente, y como año tras año confirman las estadísticas y la experiencia de los profesionales del despacho A.Cañizares Abogados Divorcio Madrid, este mes marca también un espectacular incremento en los casos de separación y divorcio respecto al resto del año.

Lo que cuentan las estadísticas

Diversas investigaciones e informes confirman esta tendencia.  Entre otros, un estudio presentado por la Asociación Americana de Sociólogos hace unos años: según esta investigación, basada en datos del estado de Washington, la mayor parte de las solicitudes de divorcio se presentan en marzo y en agosto, coincidiendo con el final de las vacaciones estivales.

España es, con una media de 400.000 separaciones y divorcios anuales, el segundo país de la Unión Europea y el quinto del mundo con la mayor tasa de rupturas, concretamente en la proporción de unas cinco por cada minuto que transcurre. De todas las que se interponen, casi un tercio tienen lugar después de las vacaciones de verano.

Las causas de que el verano dispare las rupturas de pareja

Como razón general que explique el aumento de trabajo de los abogados divorcio Madrid, se sabe que al pasar más horas libres junto a la pareja, el tránsito del ritmo estresante al relax de las vacaciones puede convertirse en el peor enemigo de la vida en común:

  • Algunos autores argumentan que durante el periodo vacacional pueden incrementar la carga emocional y el estrés en las parejas que ya arrastraban una crisis previa, lo que desencadena que salgan a la luz las fisuras ocultas de un matrimonio.
  • La desilusión que provoca en los cónyuges infelices la imposibilidad de conseguir arreglar sus diferencias, desencadena solicitar el divorcio pasadas las vacaciones familiares y antes de que los niños comiencen la escuela.
  • A la hora de tomar la decisión de separarse los miembros de la pareja tienen en cuenta las consideraciones sociales. y puesto que las vacaciones se consideran un periodo ‘sagrado’ para las familias, divorciarse antes de ellas les parecería inapropiado. En resumen, la decisión de separarse es previa, pero la posponen al final del periodo estival ya que los aspectos organizativos sobre la vida de los niños, como un cambio de vivienda o de colegio, es mejor que se resuelvan antes de que empiece el curso escolar”

Las principales recomendaciones que un equipo de abogados divorcio Madrid puede darte

Desde el despacho de A. Cañizares Abogados Divorcio Madrid, recomendamos que:

  • Al decidir divorciarnos, que sea con la cabeza fría, fruto de una reflexión profunda y cuidadosa en la que, por muy conflictivas que hayan sido las vacaciones, por muy indignados y ultrajados que nos sintamos por ello, antes de dar el paso, hayamos dejado transcurrir un tiempo prudencial para que todo se calme, y sepamos realmente lo que queremos.
  • A partir de aquí, procuraremos que el proceso sea lo más consensuado posible por ambas partes, asistidos siempre por la orientación personal y legal de un letrado.

Si estás en ese punto, podemos ayudarte.

Contacta con nosotros.